Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Migración a la Nube. Parte I: Perspectiva general

  • Kevin L. Jackson

seguridad nube 2

La esencia de cualquier actividad de negocio es la eficiencia y la eficacia. En el mundo de hoy, sin embargo, estos dos objetivos, de la mano, apuntan casi siempre hacia una migración a la nube. Esta observación anecdótica está respaldada por Gartner, cuyas proyecciones de negocio para servicios de nube pública indican un aumento en los ingresos por encima de los 300.000 millones de dólares para 2021.

Un estudio independiente realizado por Market and Markets apoya estas proyecciones, y facilita sus previsiones para este subconjunto del mercado, pasando de los 3.170 millones de dólares de 2017 a 9.470 millones para 2022, con una tasa de crecimiento anual compuesto (CAGR) del 24,5%. Dada la alta prioridad de la migración a la nube, muchas organizaciones buscan la estrategia más eficiente y eficaz para esta actividad.

Los fabricantes han dado respuesta a esta necesidad de sus miles de clientes en todo el mundo, en todos los sectores de la economía. Las migraciones han incluido tanto a proveedores de servicios globales como IBM Global Technology Services (GTS), AWS y Azure, como a empresas de servicios de ámbito local y regional. Estas experiencias han permitido identificar las mejores prácticas:

  • Cómo comprender y categorizar datos de negocio críticos;
  • Ejecución de procesos de alta eficiencia en la búsqueda y selección de aplicaciones para la migración a la nube;
  • Aplicación de metodologías para la identificación de la estrategia más eficaz en la migración de cada aplicación; y
  • Selección de los proveedores de servicios cloud más rentables y mejor alineados con la industria.

Las experiencias mencionadas han demostrado que las empresas se encuentran en distintas etapas de su “Viaje a la Nube” particular. Estas etapas iniciales incluyen a menudo:

  • Planificación y diseño de servicios de infraestructura esenciales y compartidos;
  • Despliegues automatizados de nube pública basados en patrones y plantillas;
  • Migración de cargas de trabajo a la tipología de nube más apropiada mediante entornos de trabajo orientados a herramientas, estandarizados y replicables;
  • Gestión y monitorización de cargas de trabajo mediante herramientas y procesos estandarizados, y alineados con las plataformas cloud; y
  • Gobierno, seguimiento, gestión y optimización del uso y los gastos asociados a la nube.

Estas mejores prácticas y etapas iniciales son comunes a la mayoría de los proyectos de migración cloud completados con mayor éxito.

La presente publicación forma parte de una serie de cuatro entregas. En la Parte II: clasificación de los datos de la organización, hablaremos de la identificación de procesos de negocio esenciales, y de los tipos de datos asociados a ellos, además de mencionar la importancia de identificar a los “data owners” de cada proceso, y de los controles de seguridad necesarios para cada tipo de datos. La Parte III: búsqueda de aplicaciones, determinaremos los entornos de despliegue más apropiados, las ventajas de negocio de cada aplicación, las distintas opciones de KPI, y el retorno a la inversión, mostrando, además, la estrategia de migración más adecuada para cada aplicación. Finalmente, la Parte IV: ejecución de la migración, facilitará información guiada sobre la forma más eficiente y eficaz de ejecutar una estrategia de migración a la nube, la selección de los proveedores de servicios y tecnología cloud más apropiados, la revisión y verificación de los controles de seguridad de datos, y los pasos a seguir en las negociaciones sobre SLA, además de incluir las cuestiones de alineamiento entre negocio y misión, gestión del cambio en la organización, y planificación de los proyectos de migración.

Esta serie de artículos presenta también los recorridos de adopción de la nube más habituales en la empresa:

  • Innovación: construcción de aplicaciones cloud mediante el modelo DevOps
  • Agilidad: modernización y migración de aplicaciones e infraestructuras legacy a modelos cloud nativos; y
  • Estabilidad: gestión de cargas de trabajo e infraestructuras cloud y locales

Si su organización se está planteando pasar a un entorno cloud o a una estrategia de TI híbrida, nuestros artículos podrían serle útiles:

  • Para comprender cómo las empresas pueden reforzar su flexibilidad y reducir costes trasladando cargas de trabajo a la nube;
  • Para averiguar cómo reaprovechar sus infraestructuras y aplicaciones actuales a fin de mejorar el retorno a la inversión, integrarlas con las nuevas aplicaciones cloud, y gestionar operaciones “end-to-end”; y
  • Para determinar de qué forma pueden los servicios de nube privada y pública pueden convertirse en la mejor estrategia para una mayor innovación y agilidad en su actividad de negocio.

Kevin L. Jackson. Experto en Cloud y fundador de Cloud Musings