Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

La sinergia entre DevOps y las infraestructuras híbridas

  • Kevin L. Jackson

DevOps

La definición de DevOps resalta la colaboración y la comunicación entre los desarrolladores de software y los demás profesionales de sistemas, además de la automatización de la entrega de software y del proceso de cambio de infraestructura.

 Aunque el desarrollo de software agile y el uso de herramientas de configuración automatizada de infraestructuras ocupan un lugar preferente en la escena central de DevOps, poco se ha dicho acerca de la infraestructura concreta que puede automatizarse con herramientas modernas como Puppet y Chef.

DevOps en Entornos de Sistemas Híbridos

Sí que se ha escrito mucho sobre Chaos Monkey, una herramienta que asegura el funcionamiento independiente de los componentes individuales del software mediante la eliminación aleatoria de instancias y servicios de la infraestructura Amazon Web Service (AWS) de Netflix, un proceso que somete a un gran estrés las operaciones de infraestructura de AWS, dado que los scripts de automatización reconfiguran los componentes de dicha infraestructura sobre la marcha. Sin restar importancia a la excelencia operativa que esto muestra, ¿cómo podría una empresa igualar esta hazaña en un entorno IT híbrido? ¿Cómo podríamos dar soporte a la filosofía DevOps en una infraestructura de sistemas híbrida?

Esta filosofía consagra la práctica del trabajo conjunto entre ingenieros de operaciones y de desarrollo a lo largo de todo el proceso de vida del servicio, desde el diseño al desarrollo, y, desde éste, hasta el soporte a producción, y está estrechamente ligada a los enfoques lean y agile, abandonando la visión en silo del equipo de desarrollo dedicado en exclusiva a construir aplicaciones, y la del equipo de operaciones centrado únicamente en ejecutarlas.

Las empresas no suelen desprenderse de su infraestructura propia en su evolución hacia la nube, pública o privada, y aunque la consolidación, la subcontratación y los nuevos niveles de eficiencia de los sistemas pueden llevar a reducir el número de centros de datos corporativos en propiedad, seguiremos viendo entornos operativos híbridos. La extensión de la filosofía DevOps a dichos entornos hará necesaria una gestión activa de toda la infraestructura de sistemas de cada organización, independientemente de su origen. Este tipo de gestión es diferente del enfoque "presupuesta y olvídate" del pasado, y debe cumplir con los siguientes requisitos:

Monitorización y medición activa de todos los servicios TI; Benchmarking y comparativas continuas de servicios de características similares; y Alternativas viables de cambio entre opciones de servicio de infraestructura TI previamente revisadas y aprobadas (gestión de la cadena de suministro TI).

Estas funcionalidades de gestión se obtienen a través de la intermediación de servicios TI, con la integración de plataformas que agregan, personalizan y/o incorporan distintas ofertas de servicios TI en un único entorno. Estas plataformas transforman el modelo de infraestructuras tradicional, en esencia estático, en una operativa de cadena de suministro de servicios TI de distintos orígenes, además de proporcionar funciones de gestión financiera y de soporte al diseño de soluciones TI híbridas, facilitando la dinámica de infraestructuras necesaria para la consecución de la filosofía DevOps en entornos de sistemas híbridos.

La mentalidad DevOps en el dinámico mundo del cloud


La TI híbrida es algo más que un mero catálogo de recursos de infraestructura informática pública y privada. Es un enfoque estratégico que unifica los componentes operativos de software y hardware en una solución end-to-end, y que la organización puede utilizar para sistematizar la entrega de soluciones basadas en distintos orígenes de la manera siguiente:

Reutilizando herramientas y recursos ya existentes sin causar trastorno en el ecosistema actual; ofreciendo opciones adicionales y automatizadas para aquellos usuarios que necesiten velocidad y agilidad; y adoptando una visión integral de la arquitectura, para un equilibrio óptimo de las inversiones en tecnología (local, externa, alojada, pública, o privada).

Este nuevo concepto exige un cambio en estructura y en mentalidad, porque el mundo en constante cambio del cloud requiere a su vez una nueva estructura de la organización. Este cambio en la estructura ayuda a la empresa a pasar de una mentalidad centrada en la tecnología a un enfoque más orientado a soluciones, construyendo las habilidades y la experiencia necesarias para dar soporte a procesos informáticos rápidos, flexibles y rentables, y donde el mayor objetivo es convertir a los equipos de sistemas -estáticos, y centrados en la tecnología- en mediadores de servicios. El departamento informático se convertirá, llegados a este punto, en un activo de cada compañía, con capacidad para responder de forma dinámica a las necesidades de la empresa.

El valor de la intermediación en los servicios informáticos

Las funciones del mediador de servicios TI se sitúan a mitad de camino entre el backoffice -las operaciones- y el frontoffice -la experiencia del usuario-, donde se genera un middleoffice que asume las responsabilidades de gran parte de las nuevas habilidades operativas de negocio, como el suministro, las compras, el packaging, y la facturación. La plataforma hace posible definir y ejecutar las estrategias de tecnología y suministro, y asistir en la creación de soluciones de arquitectura que maximicen el valor de nuestras inversiones en activos de distintos orígenes.

La mediación en servicios TI redefine el concepto de TI híbrida, introduciendo servicios de aprovisionamiento, coordinación, portabilidad e interoperabilidad. De hecho, DevOps es al software lo que la mediación de servicios TI es a la infraestructura. En su búsqueda del éxito en el global y cambiante panorama actual, las organizaciones modernas necesitan construir infraestructuras ágiles y dinámicas que puedan dar soporte a modelos de despliegue y desarrollo de software ágiles y dinámicos. Ésta es precisamente la razón por la que la mediación en servicios TI  es esencial para crear sinergias entre DevOps y las infraestructuras híbridas.

Kevin L. Jackson. Experto en Cloud y fundador de Cloud Musings

El presente contenido se está sindicando a través de distintos canales. Las opiniones aquí manifestadas son las del autor, y no representan las opiniones de GovCloud Network, ni las de los partners de GovCloud Network, ni las de ninguna otra empresa ni organización.