Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Carta a los Reyes Magos

  • José Blanco

contrato, acuerdo, clausulas

Como los grandes almacenes ya han dado el pistoletazo de salida a la Navidad y en este trabajo es importante planificar, vamos a preparar la carta a los reyes magos revisando lo que ha hervido en la cabeza de los CIOs durante este 2016.

Sin duda la tan cacareada transformación digital es el top one, y no sólo porque sea mainstream, sino porque tanto los CMO, cómo los nuevos CDO están ganando la carrera al 90% de los CIO en este campo. Los primeros tienen la ventaja de que saben vender y suelen tener “bolsillos profundos” y ambos tienen la gran ventaja de que no tienen que mantener viejos sistemas imprescindibles, pero que son un gran lastre en tiempo y presupuesto. Además, nuestros amigos CxO implantan soluciones que generan shadow IT sin preocuparse mucho por la ciberseguridad, que sin duda es otro importantísimo quebradero de cabeza muy infravalorado, salvando unos pocos honrosos casos.

La migración a la nube es otro hándicap, ya no sólo a la hora de elegir el modelo (pública, privada o híbrida), sino preparando el business case que demuestre tanto la mejora en las operaciones cómo la reducción de costes que nuestro amado CFO reclama.

Con un crecimiento vertiginoso en la cantidad de datos a manejar, otro mainstream, el big data, está susurrando a cada CIO, pero hay muy pocos casos de empresas nacidas no digitales que la estén explotando y sólo se oyen los mismos casos de éxito aquí y allá, sin que nadie ponga ni siquiera un poco de foco en la parte regulatoria y de privacidad que ahoga más de lo que se piensa a la hora de innovar en el área de los datos.

El tema del talento también trae de cabeza a muchos y es muy complejo de optimizar, ya que hay una clara estrategia de adelgazar la plantilla fija, mientras se crece a golpe de outsourcing, con los riesgos y complejidades que éste trae. Además en una profesión con poco desempleo, una vertiginosa necesidad de aprendizaje continuo, algo de miedo a cambiar de compañía traído por la recesión y unos salarios “no muy europeos”, salir a pescar talento está siendo muy complicado.

Otro tema que no quiero pasar por alto es el de convertirse en business partners, que afecta tanto a los equipos como al líder. Si no queremos vernos relegados al sótano, debemos seguir creciendo en este sentido, e invertir en formación y capacitación, que es una de las mejores maneras de ampliar los conocimientos empresariales requeridos para  desempeñar esta función tan solicitada por nuestros pares en el negocio.

Muy entroncado con el párrafo anterior se encuentra el customer focus, que nunca ha sido nuestro foco, siempre orientados al cliente interno y muy poco al cliente externo que es, al fin y al cabo, el que nos paga las facturas.

Aunque merecen un artículo cada una de ellas, no quiero dejar de comentar otros temas: Innovación, agilidad, deuda técnica y estrategia tecnológica.

Vamos, que hay como para no aburrirse en 2017, y en los años venideros, gracias al crecimiento exponencial de esta nuestra amada profesión.

PD: “Todo lo que no te acerca a tu objetivo, te aleja de él”.

José Blanco, CIO y Digital Transformation Leader