Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Microsoft Azure: Microsoft 365 + LinkedIn +Dynamics 365= Inteligencia Artificial

  • Jorge Díaz Cardiel

Nadellla WPC Microsoft

En la vida, no todo son números, pero en los negocios, sin beneficios no hay nada que hacer. Microsoft está en pleno proceso de transición, de pasar de la era de la Computación al de la Transformación Digital, donde Azure, Cloud, Inteligencia Artificial lo informan todo. Empecemos por los números, para luego hablar del futuro y la visión de Satya Nadella, CEO de Microsoft, recientemente expuesta en Estados Unidos en su conferencia anual con desarrolladores.

Microsoft ha reportado una fuerte caída en sus ganancias en su tercer trimestre fiscal, a pesar del desempeño en su negocio en la nube, que ha promocionado como el próximo impulsor del crecimiento, pero que no pudo compensar la continua caída de su negocio de PC.

El grupo de ordenadores personales, la división más grande de la compañía, vio un aumento en los ingresos de apenas un uno por ciento a (9.460 millones de dólares), con los ingresos de OEM -fabricantes de ordenadores- que usan Windows cayendo un dos por ciento en términos de moneda constante. Mientras que las ventas de su tableta Surface aumentaron un 61 por ciento (moneda constante) hasta los 1.100 millones de dólares; los ingresos de su negocio de telefonía disminuyeron un 46 por ciento (662 millones de dólares).

Microsoft vendió solo 2,3 millones de teléfonos Lumia el último trimestre, en comparación con los 8,6 millones de ventas del mismo trimestre hace un año, lo que significa que las ventas de Lumia se han desplomado un 73% (año vs año), y un 49% en comparación con el 4,5% del último trimestre. millones de ventas.

Y las ventas de los teléfonos no Lumia de Microsoft (gama de teléfonos de bajo costo heredada de Nokia) también disminuyeron, cayendo a 15,7 millones el último trimestre, en comparación con los 24,7 millones de hace un año.

Beneficio

Sin embargo, las ganancias operativas del grupo subieron un 57% hasta 1.650 millones de dólares, respecto al año pasado.

Los ingresos en su unidad de inteligencia de la nube, que incluye el negocio de la nube Azure y el software de servidor, aumentaron un tres por ciento, hasta 6.000 millones. Los ingresos de Azure aumentaron un 120 por ciento (moneda constante) y los clientes de movilidad empresarial se duplicaron con creces hasta los 27.000.

El grupo de productividad y procesos de negocios también registró un crecimiento de ingresos del uno por ciento a (6.520 millones). Los ingresos de los productos comerciales de Office y servicios en la nube crecieron un siete por ciento.

Los beneficios netos de Microsoft en su tercer trimestre cayeron un 25 por ciento a (3.760 millones) en comparación con el año anterior, y los ingresos cayeron un 5.5 por ciento: 20.530 millones.

La solución está en la nube

El CEO de Microsoft, Satya Nadella, ha estado impulsando lo que él llama una estrategia de "la nube, primero" para los últimos dos años, que explicaré más adelante.

Según Microsoft, su negocio de "nube comercial", que incluye aplicaciones Azure y Office 365 para clientes comerciales, está en camino de ganar 10.000 millones al año con el objetivo de cerrar su año fiscal actual, 2018, con 20.000 millones.

Para conseguirlo, Microsoft habrá de combinar su "nube comercial" con su "nube inteligente", para poder competir con Amazon Web Services, que es el líder del mercado en servicios en la nube.

Visión de Satya Nadella-Microsoft sobre cloud e inteligencia artificial

Para Satya Nadella vivimos en un momento donde el profundo impacto de la tecnología en todo lo que hacemos es mucho más profundo, mucho más amplio, ya sea que hablemos de agricultura de precisión o medicina de precisión, el futuro de productos conectados, ciudades inteligentes o fábricas más inteligentes. Para mí, que llevo treinta y dos años en el negocio de las tecnologías de la información, esta fase es inmensamente más interesante que la de principios de los años noventa, cuando había que “colocar un ordenador conectado a internet en cada hogar”. Hemos avanzado mucho desde entonces.

"No hay un solo sector que no se esté transformando", dijo el CEO de Microsoft, Satya Nadella, a los reunidos en Microsoft Ignite. "Colectivamente tenemos la oportunidad de liderar en esta transformación".

En medio de este cambio monumental, Nadella se hizo tres preguntas en voz alta: ¿Cómo empoderamos a las personas? ¿Cómo generamos crecimiento económico sin degradar la dignidad humana? ¿Cómo utilizamos la tecnología para promover la inclusión social?

La accesibilidad es un ejemplo asombroso. Vivimos en una era dorada donde la tecnología puede permitir que más personas participen en la tecnología y en la sociedad, cuando antes, estábamos al margen.

Cuando pensamos en la aplicación práctica de la tecnología, no se trata de la tecnología por el gusto de la tecnología (muy propio de los ingenieros y la burbuja en que viven): se trata del impacto que la tecnología puede tener en nuestra economía y nuestra sociedad.

Los paradigmas de la tecnología van y vienen. Antes existía una cosmovisión de un mundo en movilidad, primero en la nube; ahora esa visión del mundo está evolucionando hacia el nuevo paradigma tecnológico de la nube inteligente.

Tres características definen este cambio: el movimiento a múltiples dispositivos, interacciones multisensoriales; inteligencia artificial que impulsa las ideas predictivas a través de los dispositivos; y una nueva estructura de poder de cómputo sin servidor o distribuido.

En esta nueva era, Microsoft está construyendo sistemas de inteligencia, ciclos virtuosos y nuevos circuitos de retroalimentación que ayudan a crear datos y refinar la forma de razonar sobre estos datos para obtener información de la información.

Estos sistemas de inteligencia y cómo se genera la tecnología, cómo se produce este cambio cultural, es en lo que Microsoft se enfoca, con cuatro ingredientes básicos. Satya Nadella las denomina “áreas de solución”: lugar de trabajo moderno, aplicaciones comerciales, aplicaciones e infraestructura, y datos e inteligencia artificial. Estos ingredientes trascienden las definiciones de categorías de productos y los modelos comerciales.

Al menos, en Estados Unidos, se está construyendo un lugar de trabajo moderno, que comienza con el empoderamiento de todos los empleados en una organización para ser más creativos y colaborativos, y finalmente aplicar la tecnología para ayudar a dar forma a la cultura del trabajo. Y, lo que es más importante, para que se asegure el patrimonio digital de la organización. Para Nadella, este cambio cultural puede habilitarse con Microsoft 365.

Microsoft está transformando los datos y la inteligencia que impulsa el lugar de trabajo moderno, y el gráfico de Microsoft es quizás uno de los activos de datos más importantes, esencial para pensar cómo los clientes obtienen el máximo valor de su inversión tecnológica.

Nadella anunció la primera fase de integración entre el gráfico de LinkedIn y el gráfico de Microsoft 365. Con esta plataforma y el gráfico de datos, se puede comenzar a crear aplicaciones para Inteligencia Artificial (IA). Se puede aprovechar el poder de la IA, el poder del lenguaje natural, el poder del aprendizaje profundo a la empresa y desbloquearlo.

Dijo Nadella: “A medida que apuntamos a capacitar a las personas dentro de una organización, Microsoft va un paso más allá, para garantizar que también estamos transformando los procesos y las funciones que los rodean. Bing for Business combina datos de la empresa con resultados web públicos para producir una experiencia fluida, inteligente, personal y contextual”. Aunque a Bing todavía le falta un hervor para llegar a Google Chrome…

Ahora, al agregar Dynamics 365 a este gráfico conectado, surge la oportunidad de redefinir lo que los clientes pueden esperar de sus aplicaciones comerciales, explotándolas al máximo:

Cada proceso comercial se está digitalizando, desde las ventas B2B, los procesos de desarrollo de talento y personas, las operaciones, el servicio al cliente, etc. Para que esta evolución sea exitosa, hay que pasar de suites monolíticas y silos de datos desconectados a aplicaciones modulares modernas con un modelo de datos común. Se necesita un enfoque de plataforma, como el que define el presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete en su llamada “Cuarta Plataforma” o “Inteligencia Artificial Cognitiva”.

Una forma de unir todos estos elementos es la combinación de aplicaciones comerciales, la realidad mixta e IoT (Internet de las Cosas). Para seguir siendo competitivas, las compañías han invertido en tecnologías como inteligencia artificial, sensores y análisis geoespacial para digitalizar sus operaciones y convertirse en verdaderos negocios basados en datos.

Confieso no echo en falta la Tercera Revolución Industrial de la Computación. Me gusta aprender y desenvolverme en la Cuarta Revolución, que denomino en mi último libro publicado “Digitalización y éxito empresarial”.

Jorge Díaz Cardiel, Socio Director General de Advice Strategic Consultants.